Solo tenéis 2 y casi 4 años y ya sois nuestro mayor orgullo. El motivo por el que nos levantamos cada día. Nuestro motor y nuestra gasolina para avanzar y mejorar. Disfrutamos, y a veces sufrimos (los menos), de cada momento con vosotros. Cada pasito. Cada triunfo. Cada risa y cada enfado nos recuerda, que sois el motivo de nuestra alegría y que no pasa un día sin que nos enseñéis algo nuevo. Desde vuestra perspectiva o de la nuestra, da igual. Es algo fantástico. Teneros cerca es indescriptible. Único. Y aunque a veces se enturbie por el estrés y la acumulación de pequeñas tonterías del día a día, la esencia es esa. Sois lo mejor. Nuestro mayor orgullo en esta vida. Y sólo tenéis 2 y casi 4.

Papa y mamá.

Anuncios