Buscar

Papá en apuros

Experiencias de ser padre novato

mes

junio 2017

Carta a futuro

Escribo esto por si algún día me olvido de alguna sensación o momento de los que nos hacéis vivir. Por si en alguna ocasión el cansancio no me deja ver lo felices que somos.

Es difícil describir lo que es la felicidad. O tal vez no tanto. En estos momentos de nuestra vida la felicidad en ocasiones es el silencio, en ocasiones el caos más absoluto. Es contradictorio si. Pero real. Nuestra felicidad pasa disfrazada de momentos irrepetibles como una sonrisa sincera, un abrazo, una búsqueda de cobijo en nuestras piernas ante situaciones que no saben gestionar o un “Papito guapo”. A veces es tan sencillo como ver que me pides otro cuento antes de ir a dormir. No quieres que esos minutos que te dedicamos terminen nunca. Ni nosotros.

Recientemente hemos descubierto el mundo de los cuentos inventados. Cada noche damos rienda suelta a nuestra imaginación y un Grillo un lagarto o un búho corren mil y una aventuras por bosques, montañas y desiertos. El ver tu cara cuando el señor Grillo se cae de una rama, pero no le pasa nada y se levanta para seguir. O cuando el Sr. Lagarto se come un mosquito traicionero. Es algo indescriptible con palabras. Hay que vivirlo. Como la paternidad/maternidad. Se vive, se sufre pero sobretodo se disfruta.

Ya vamos por dos cuentos por noche mas los libros que leemos en el sofa. Espero que esta noche no pidas uno más. O pensándolo bien. Espero que me pidas uno y cien cuentos más, siempre. 

Os quieren papa y mamá.

Repetimos!

Hace 7 meses y un par de semanas que volvimos a experimentar la sensación de ver nacer un bebé regordete. 7 meses en los que la experiencia previa ayuda, pero igualmente y esto no te lo quita nadie, hay noches y noches.

Nuestra princesa ya es muy mayor. Duerme del tirón. No hay pañal. Cada vez hablamos más y mejor. Ufff. Que rápido pasa el tiempo, ¿No?

Y nuestro príncipe va a su ritmo pero dejándonos bastante margen para el descanso. Es un sol. La sonrisa en persona. Simpático como el sólo. Alegre y vivaz.

Es verdad eso que todo el mundo te dice de “dos no es el doble de trabajo”. Es verdad. Pero también es cierto que tampoco es el doble de felicidad. Es muchísimo más. Tu prisma del mundo vuelve a cambiar/mejorar. 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑