20150820_203436

– No es necesario para vivir el dormir 8 horas seguidas

– Te alegras al ver una caca, oír un pedo o sentir un erupto

– Entiendes aquello de “Esto me duele más a mi que a que a ti…”

– Una película se convierte en una serie que ves por capítulos de 15 minutos durante la semana, al tercer capítulo no sabes que leche estas viendo…

– Solo hablas de bebes con otros padres, aburres a los que no lo son todavía y probablemente a los que también lo son pero no te lo dicen

– Disfrutas enseñando la última foto de tu bebé,  probablemente del día anterior y en la que no ha cambiado perceptiblemente,  pero la enseñas con orgullo!

– Tus perros te miran mal, muy mal

– Evitas a la gente costipada como si tuvieran la peste o algo peor

– La gente te localiza fácilmente por el rastro de babas que has dejado tras enseñar una foto

– Llegas a casa y una sola sonrisa de la peque te alegra el día

– Ves a tu mujer como una superheroina capaz de cualquier cosa y con superpoderes para dormir al bebe en cualquier circunstancia

– Has comprado una tarjeta microsd de 128gb de clase 10 de la mejor marca para almacenar las 60 fotos y 30 vídeos diarios que además subes a dropbox, “por si las moscas”

– Le hablas a tu bebé con voz de pito aunque juraste hace años que “jamás de los jamases” harías eso

– Cambias un pañal con una sonrisa en la cara porque te está mirando y se ríe

– Aprendes cada día algo nuevo

– Disfrutas cada segundo de tu familia y no quieres que pase el tiempo…

Anuncios