Buscar

Papá en apuros

Experiencias de ser padre novato

Papa no es perfecto

Lamentablemente, no lo es. Muchas veces se equivoca. No te entiende. Esta cansado. Incluso puede que alguna vez se enfade. El trabajo fuera y dentro de casa, las precupaciones del día a día a veces hacen mella y Papi se derrumba. A Papi le gustaría ser más fuerte. Que no le doliera la espalda de llevarte de un lado para otro y jugar a ser un caballo que no se cansa, que siempre ríe y esta ahí para ti y para mama. A veces el caballo necesita un descanso para volver a cabalgar como siempre,  como a el y a ti os gusta. Le gustaría poder expresar mejor sus sentimientos y que alguien le entienda y le ayude, pero muchas veces prefiere solucionarlo solo, y no puede o no sabe. Tampoco encuentra donde apoyarse y se cae.

Lo bueno de este caballo feo, pero gracioso y simpaticon, es que se recupera pronto gracias a ti. Sólo necesita un grito mañanero que diga “papiiiiii” y cual corcel legañoso se levanta para comerte las chichas frescas y oírte reír.

La paternidad/maternidad no es un camino de rosas

image

Esto que puede parecer una perogrullada (y lo es) es el primer título que me ha venido a la cabeza.

No es nada fácil. Pero se hace más difícil en algunos momentos. Cuando está enferma es uno de ellos. Aunque sea un solo catarro, las noches sin dormir hacen mella al día siguiente. Y si se suceden varias noches, lo que queda de uno mismo es la mínima expresión de energía y entusiasmo. Y lo peor no es eso. Es que ella lo pasa mal y poco puedes hacer más que consolarla y mimarla.

El trabajo, la casa, el estrés constante. Ufff. Te das cuenta de que pocas (o ninguna) vez te has sentido tan cansado. Pero siempre queda algo de energía para continuar. Siempre te queda la esperanza de que se recupera y todo vuelve a ser como antes.

Lo que más echas en falta cuando está enfermita es su risa. Es fácil hacerla reir pero cuando está malita es una de las cosas que pierde y que añoro. Esa risa es capaz de darle la vuelta al día y convertirlo en un día perfecto.  Esa risa ilumina a la gente que tiene a su alrededor. Me da igual si tengo que disfrazarme con una toalla en la cabeza, unos calcetines en las orejas y hacer el pino con una mano, necesito oírla cada día. Es el indicador de que ella está bien. Todo va bien.

Empecé esta entrada hace unos días justo cuando empezó a estar pachucha. Hoy está genial, y vuelvo a tener energía para terminar esto y cualquier cosa.

Walking Baby

image

Empezamos a andar! Y a sufrir! Es curioso como la ilusión por explorar y descubrir el mundo entra en conflicto con el instinto de papa y mama de proteger la cabeza y extremidades de nuestro pequeño meloncito andante.

Por ahora, y pese a nuestra supervision ya llevamos 3 tropiezos que no pasan de un susto y un poco de hielo. Aún así, siempre se hace realidad la famosa frase de madre/padre  “me duele más a mi que a ti“.

Suponemos que es una etapa por la que hay que pasar pero es complicada. Por una parte ves ilusión y aprendizaje pero por otra ves que el tiempo pasa rápido, inexorable, y que ya no quiere estar tanto tiempo en tus brazos. Como decimos mama y papa, “se nos hace mayor”.

Para evitar males mayores hemos comprado,  un casco! Mucha gente pensará, “exagerao”. Tal vez. Pero es un casco que la protege, es rosita, de minnie, suave y le queda muy bien. Además, es curioso que para patinar, ir en bici, en moto, montar a caballo, en todas estas actividades nos ponemos un casco y justo cuando estamos aprendiendo a andar ¿no nos protegemos? Es tan poco habitual usarlo que no lo venden en ninguna tienda que hayamos podido encontrar así que lo hemos pedido en el extranjero, gracias aliexpress.

Al principio cuesta un poco evitar que se lo quite pero luego relaciona casco con andar a sus anchas y le encanta. Una buena compra.

La parte corporal que no podemos proteger son nuestras propias espaldas. Pero eso es otra historia y debe ser contada en otro momento.

¿Cambiamos al bebe?

image

Claro que si! Pero que pasa cuando estas fuera de casa? La tarea de cambiar a la peque se complica. Es verdad que siempre tienes la alternativa de cambiarla en tus piernas, en el coche, en el carrito o haciendo malabares en algún lavabo. Pero, por qué a día de hoy (2016 ojo!) hay tan pocos comercios y locales con cambiadores para bebé habilitados?

Lo peor ya no es no encontrarlos, que puedes pensar que es por falta de presupuesto o incluso de espacio en algunos casos. Nos desespera mucho más el encontrarlos pero en sitios exclusivos. A que me refiero cuando hablo de la exclusividad? Pues a la exclusividad de tener cambiador solo en el baño de mujeres. O mucho peor aún, en el baño para minusválidos!

Viendo este panorama sacamos algunas conclusiones sobre lo que podrían pensar los comerciantes y gerentes para no poner cambiador

– Cambiador de bebes? Que es eso?
– No existen bebes en el mundo, no necesito uno de esos en mi local
– Si existen deben ser mayores y todos pueden ir al baño como un adulto por lo tanto no necesitan cambiador
– Mi clientela no traerá nunca bebes, esto de procrear ya no se lleva.
– Solo las mujeres pueden cambiar pañales, los hombres no saben o no quieren ya que son muy machos para esas labores.
– Si el baño de minusvalidos esta ocupado por un padre no pasa nada. La persona con movilidad reducida pueden esperar tranquilamente en su silla de ruedas o sus muletas.
– Es un chisme demasiado caro para mi presupuesto.

Antes de escribir este post he buscado un poco en Internet y no soy el único padre cansado de buscar un cambiador cual Indiana Jones buscando el arca pérdida. También, y por ponerme en la piel del empresario, he buscado precio de estos cambiadores y es verdad que son caros, pero no tanto como una termomix o un buen horno, unos 300€ de media y es una inversión a largo plazo por el material que están fabricados.

La última ha sido no encontrar en unas instalaciones municipales ningún cambiador y tener que poner una queja esperando, tal vez inútilmente,  que alguien la lea y haga algo en consecuencia.

Padres en apuros, os ha pasado esto alguna vez? Os sentís identificados?

Por ahora nuestra forma de quejarnos es no volver a sitios donde no hay cambiador.

Os pongo el enlace al que me refería más arriba. 20 minutos Cambiadores en el baño de los hombres

Cuando seas padre, quitaras mocos (13 meses)

image

Cosas que uno sigue aprendiendo cuando es padre:

– Las toallitas húmedas se convierten en la navaja suiza de McGiver. Las usas para todo!

– Coordinar la cena con una vuelta en coche te asegura un dulce sueño.

– Algo asombroso y digno de un estudio cientifico es ver como cuanto más se cansa, más energía tiene! Próxima fuente de energía renovable?

– “Papá”, una palabra preciosa, pero “papi” le supera con creces.

– Las rutinas consiguen armonía y paz, casi siempre.

– Cuando te acuestas más tarde de las 22 parece que has trasnochado hasta las 3 de la madrugada.

– Los perros te miran aún peor, ahora cuando les haces caso hay un humano en miniatura que les persigue gritando, riendo y agitando los brazos!

– “me calientas un poco el potito” para los camareros significa que les das la comida del bebe y te devuelven lava recién recogida del monte del destino de mordor.

– De repente el interior de tu coche es una mezcla de chiquipark, farmacia y colmado. Con un pequeño toldo hacemos negocio seguro.

– Sales a cualquier lado con una mochila llena de biberones, pañales, toallitas, cremas, chupete titular, chupete reserva, ropita de recambio por si acaso y una bolsa térmica con comida, me rio yo de Rambo y su machete.

– La relatividad de Einstein se demuestra cuando eres padre/madre. Todo pasa demasiado rápido cuando lo disfrutas. 13 meses! Uffff.

Hasta la próxima!

Cuando seas padre, quitaras mocos (6 meses)

20150820_203436

– No es necesario para vivir el dormir 8 horas seguidas

– Te alegras al ver una caca, oír un pedo o sentir un erupto

– Entiendes aquello de “Esto me duele más a mi que a que a ti…”

– Una película se convierte en una serie que ves por capítulos de 15 minutos durante la semana, al tercer capítulo no sabes que leche estas viendo…

– Solo hablas de bebes con otros padres, aburres a los que no lo son todavía y probablemente a los que también lo son pero no te lo dicen

– Disfrutas enseñando la última foto de tu bebé,  probablemente del día anterior y en la que no ha cambiado perceptiblemente,  pero la enseñas con orgullo!

– Tus perros te miran mal, muy mal

– Evitas a la gente costipada como si tuvieran la peste o algo peor

– La gente te localiza fácilmente por el rastro de babas que has dejado tras enseñar una foto

– Llegas a casa y una sola sonrisa de la peque te alegra el día

– Ves a tu mujer como una superheroina capaz de cualquier cosa y con superpoderes para dormir al bebe en cualquier circunstancia

– Has comprado una tarjeta microsd de 128gb de clase 10 de la mejor marca para almacenar las 60 fotos y 30 vídeos diarios que además subes a dropbox, “por si las moscas”

– Le hablas a tu bebé con voz de pito aunque juraste hace años que “jamás de los jamases” harías eso

– Cambias un pañal con una sonrisa en la cara porque te está mirando y se ríe

– Aprendes cada día algo nuevo

– Disfrutas cada segundo de tu familia y no quieres que pase el tiempo…

Una familia, un tesoro.

20150328_145339

Y eso es lo que somos desde hace casi 11 meses. Una familia. Esto conlleva muchos cambios, ya no disponemos de nuestro tiempo y nuestra vida se ha convertido en un divertido reloj en el que nuestra peque mueve a su antojo las manecillas.

Una familia,  una nueva vida y también una nueva visión del mundo. El mundo de repente tiene más detalles, se convierte en un mundo nuevo y maravilloso en el que una almohada es un bunker donde esconderte, una cama es un sitio donde se salta, la ducha es un parque acuático,  la hora de la comida a veces un reto y otras veces un espectáculo circense. Detalles que convierten cualquier momento en especial, cualquier vida en única y a cualquier padre/madre en los más afortunados del mundo mundial.

Gracias familia!

Las preguntas “embarazosas” Parte 1

2014-11-24 18.08.16.jpg

Durante el embarazo y después del nacimiento de nuestra peque descubrimos, ademas de muchas sensaciones nuevas e increíbles, un sinfín de frases de manual y preguntas, nunca mejor dicho, embarazosas!. En este post me gustaria analizar esas preguntas. Muchas de ellas en un primer contacto no nos parecieron especialmente molestas pero cuando tras varios meses de vida de nuestro bombon echas la vista atrás, te preguntas el porque de esas “preguntas embarazosas”

La primera a la que te enfrentas, y tal vez la más divertida, es: “estas embarazada???”. Normalmente se lo preguntan a tu mujer, si me la hubieran formulado a mi tal vez no hubiera contestado con tanta bondad, y el motivo suele ser un pequeño aumento en el perímetro abdominal detectado por esas personas que sin mucho más que hacer van observando las barrigas de las mujeres y si crecen, tachan! Estas embarazada?

A ver, ¿y si lo está? Si no te lo ha dicho, será por algo, no? Igual quiere esperar un poco por si pasa algo no tener que dar veinte mil explicaciones a la gente por ejemplo. O simplemente no eres una persona de confianza como para saberlo. O no está embarazada! Todo el mundo aumenta sus abdominales en navidad! Viva las comidas navideñas!

Bueno, ahí queda nuestro primer post y nuestra primera pregunta “embarazosa”

Probando voy, probando vengo…

Y por el camino me entretengo

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑